Ayuda a la formación de líderes.
Ayuda a lograr las metas individuales.
Favorece la confianza y desarrollo personal.
Aumenta el nivel de satisfacción con el puesto.
Disminuye temores de incompetencia o ignorancia.
Favorece un sentido de progreso en el trabajo y como persona.
Ayuda a la persona a solucionar problemas y tomar decisiones.
Favorece un sentido de progreso en el trabajo y como persona.
Favorece la promoción hacia puestos de mayor responsabilidad.
Mejora las habilidades de comunicación y de manejo de conflictos.
Hacer sentir mas útil al trabajador mediante la mejora del desempeño.